¡Buenas MiniLectores!

En primer lugar, os pido disculpas por haber estado desconectado estos días. Digamos que he estado un poco “ocupado” con ciertos temas, además, necesitaba mejorarme en cuanto a mi salud. A pesar de ello, aquí me tenéis, dando guerra como siempre y trayendo un nuevo capítulo de vuestra serie favorita: Los MiniDrivers.

Puede que no haya habido un circuito terminado a tiempo… puede que la carrera no se haya disputado a la hora prevista… puede que el safety car nos haya quitado un cuarto de carrera… puede que la lluvia haya desvirtuado un poco la carrera… pero lo que está claro es que el Gran premio de Corea pasará a la historia por ser uno de los más largos de la historia y por ser el que ha dado un giro inesperado en el mundial para todos.

Ocurrieron tantas cosas que la verdad no me ha dado tiempo a ponerlas todas en el capítulo como me hubiera gustado, pero a pesar de ello creo que está bastante completo ¿no? Eso si… os daré un consejo a todos, si veis a Sutil en una feria y cerca de los autos de choque… os recomiendo que deis la vuelta y corráis como jamás habéis corrido.

Y sin más preámbulos os dejo con el Gran Premio de Corea de Los MiniDrivers:

 – Capítulo 18: Los MiniDrivers – Gran Premio de Corea –

Por cierto, no quisiera dejar la oportunidad de dedicar este capítulo a una persona muy especial para mi: Verónica Cortés, también conocida como la Sra. MiniDriver, que me ha regalado los mejores días de nuestra relación y que es increíble la paciencia que llega a tener conmigo en muchas ocasiones por culpa de la serie. La verdad, muchas gracias por estar conmigo y por apoyarme siempre que lo he necesitado, si no fuera por ti, los minis no tendrían ese sentimiento de cariño que da a la gente.

Solo me falta decir que faltan 2 carreras, 3 capítulos, que el mundial puede dar carpetazo dentro de dos semanas y que esto está más emocionante que nunca… ¿quién sabe que nos deparará Brasil? Por avanzar algo, se espera lluvia como el año pasado… ¿se igualará el récord de 2 horas de clasificación? Esperemos que no que después de lo ocurrido en Japón con los barquitos y en Corea con la espera nos puede dar algo si nos toca esperar… pero eso sí, no os olvidéis de estas tres palabras en lo que queda de año: ¡sed mini-buenos!

Anuncios