¡Buenas MiniLectores!

El Gran Premio de Australia es historia y los pilotos se dirigen a la próxima carrera dentro de dos semanas en Malasia. La nueva era de la Fórmula 1 ha arrancado y de una forma que no gustaría a todos los públicos. Estamos en una nueva etapa donde las dudas inundan el paddock. Ya el Jueves se les preguntaban a los pilotos cuántos terminarían el Gran Premio y la realidad se ajustó mucho a las predicciones.

Nico Rosberg lograría la victoria en el Gran Premio de Australia imponiéndose a los demás pilotos. Su compañero de equipo Lewis Hamilton no duró ni cinco vueltas por problemas de motor, pero no sería el único, Sebastian Vettel abandonaría pocas vueltas después y aunque tuvieron intención de realizar unas pruebas, no pudieron hacerlo. El debut también fue malo para Felipe Massa que abandonaría en la primera vuelta tras un accidente con Kamui Kobayashi.

El caos inundaría la primera parte de la carrera, no sería hasta la vuelta 18 cuando se normalizaría la carrera tras la aparición del safety-car cuando Valtteri Bottas, desbocado a lograra el mejor resultado posible, golpearía el muro y perdería el neumático trasero izquierdo, aunque lograría remontar entrando en el top 10.

En el podio acompañaría a Rosberg el piloto de Red Bull Daniel Ricciardo, logrando su primer podio en Fórmula 1 y Kevin Magnussen, que realizó un impresionante debut, recordando en muchos aspectos a Lewis Hamilton en 2007. Tras ellos terminaron Button, Alonso, Bottas, Hulkenberg, Kimi, Vergne y Kvyat siendo además el piloto más joven en puntuar en Fórmula 1.

Versión HD (CLICK AQUÍ)
English Version (CLICK HERE)

Varias horas más tarde saltaba la noticia de la descalificación de Daniel Ricciardo por irregularidades en el flujo de combustible, por lo que Red Bull, al igual que Lotus, se va de Australia con 0 puntos y 0 coches en su marcador. Una pena para Daniel, que perdería la enorme sonrisa que tenía hoy y esperamos que pueda recuperarla en Malasia dentro de dos semanas.

Con esto terminamos, pronto más novedades y más sorpresas con tus personajes favoritos, pero hasta entonces… ¡Sed mini-buenos!