¡Buenas MiniLectores!

En Monza 2007 se forjó una leyenda, y en Monza 2011 se da el carpetazo final. Sebastian Vettel logra la victoria en el GP de Italia y da el golpe final para un mundial que en Singapur ya podrá ser sentenciado. Pero antes de ver las combinaciones que harían a Vettel campeón vamos a ver cómo ha sido la carrera de la que todos hablaremos mañana.

El primer punto clave estuvo en la salida, donde hubo momentos impresionantes por delante, pero sobretodo por detrás. Lewis Hamilton y Fernando Alonso salían mejor que Sebastian Vettel y se ponían los tres en paralelo a la llegada de la primera variante del circuito. El español de Ferrari los tuvo bien puestos al mantenerse firme y adelantar a ambos incluso tocando el exterior de la pista. Sebastian lograba colocarse detrás, y Hamilton se quedaba tercero. Michael Schumacher lograba también una gran salida poniéndose en cuarta posición y detrás de él estuvo Massa, Button y Webber. La salida que protagonizó el asturiano recordó y mucho a la que realizó en Montmeló, donde también salía 4º, se colocaba por donde no había hueco, aprovechó el interior de la primera curva e hizo que la afición del circuito gritara de emoción y que Vettel se preguntara en rueda de prensa cómo lo hizo. Curiosamente, el resultado final de esa carrera, fue igual para Fernando… quedándose detrás de Vettel.

Hablar de los pilotos que venían detrás es un poco caótico porque mientras Petrov y Rosberg hacian la chicane en paralelo, un alocado Vitantonio Liuzzi que perdió el control de su HRT impactaba de forma brutal ante ellos provocando el caos. En el lugar del accidente se quedaban Tonio, Rosberg, Petrov y Barrichello. Senna, Buemi, Sutil, Kobayashi y D’Ambrosio siguieron la trayectoria y tuvieron que trazar por el exterior mientras que Di Resta, Maldonado, Pérez, Jaime, Kovalainen, Trulli y Glock prefirieron saltarse la chicane para evitar el caos.

Michael Schumacher que realizó una impresionante salida aprovechaba el poco rendimiento del McLaren y la gran velocidad punta del Mercedes para adelantar a Lewis Hamilton y de la misma forma, Mark Webber intentaba adelantar a Felipe Massa, pero el brasileño aguantó bien aunque… desgraciadamente el alerón de Mark impactaba con el Ferrari provocando un trompo por parte de Massa que fue superado por Button, Maldonado, Pérez y Di Resta y por parte del australiano un abandono en la parabólica al pasarse de frenada y no poder girar su monoplaza. Con este abandono, empezaron las matemáticas para Sebastian Vettel.

Sebastian Vettel aprovechaba la ocasión para atacar a Fernando Alonso sabiendo que su Ferrari no tenía la potencia esperada, y le hacía una impresionante pasada por el exterior. Además, Michael Schumacher se acercó al asturiano e intentó atacarle, momento que también quiso aprovechar Lewis Hamilton, pero ninguno tuvo éxito. Fernando se pudo mantener sin problemas y empezó a escaparse de Michael. Lewis por su parte, intentaba adelantar a Michael sin éxito.

Felipe Massa que ya estaba recuperado del trompo empezaba a remontar posiciones y en poco más de 5 vueltas había adelantado a Paul di Resta, a Sergio Pérez y a Pastor Maldonado colocándose en sexta posición.

Lewis Hamilton se pasó media carrera detrás del alerón trasero de Michael Schumacher que se defendía con uñas y dientes de la que podía ser la mejor posición de su carrera desde que volvió en 2010 con un tercer puesto. Prueba de ello fueron algunas maniobras que quedaron un poco en duda por la legalidad al ser cambios de dirección, pero a pesar de ello el equipo avisaba a Michael y éste se mantenía. En uno de los intentos Lewis Hamilton conseguía adelantarle, pero Michael no se rindió y en la siguiente curva le devolvía la jugada. El inglés se ponía de los nervios al no poder adelantar al alemán de Mercedes.

Jaime Alguersuari que empezó desde la 18ª posición conseguía adelantar a Pérez y Maldonado quedándose detrás de Felipe Massa en séptima posición. Quedaba demostrado que aunque tenga malas clasificaciones, en carrera siempre realiza grandes actuaciones demostrando un talento que pocos pilotos pueden tener. Ojo, con esto no digo que sea un piloto de la talla de Vettel, Alonso o Lewis, sino que tiene nivel parecido al de Nico Rosberg. Su compañero de equipo Sebastien Buemi rodaba detrás de Jaime y adelantaba a Pastor Maldonado. A Checo no le hizo falta pues abandonó por problemas en la caja de cambios.

Lewis Hamilton que se aprendió el alerón trasero del Mercedes conseguía, al fin, adelantar a Michael en Ascari con una maniobra que le quitó todas las pegatinas de Petronas al Mercedes.

Button por su parte empezaba a acercarse a Fernando Alonso y empezaba una lucha que se asemejaba mucho a la que vivimos en Monza el año pasado solo que a la inversa.

Bruno Senna realizaba una gran carrera rodando casi todo el rato en la zona de puntos, y realizaba buenos adelantamientos como el que vimos con Pastor Maldonado. Mientras tanto, Jaime volaba en la pista y adelantaba a Paul Di Resta.

Llegó el momento del segundo pitstop, el que iba a ser clave para Ferrari. Fernando doblaba a Rubens Barrichello que se lo puso un poco difícil, pero al realizarlo Button no se dio cuenta que el brasileño entraba a boxes, en el mismo momento que él, por lo que perdió algo de tiempo que fue positivo para el piloto de Ferrari. Una vuelta después, hizo su pitstop Fernando saliendo delante del piloto de McLaren pero la alegría no iba a durarle mucho pues a las pocas vueltas Jenson adelantaba de forma impecable a Fernando y empezó a marcharse.

Bruno Senna empezaba un duelo con Sebastien Buemi durante las últimas vueltas al que consiguió adelantar, pero si tenemos que hablar de duelos tenemos que hablar del que tuvo Fernando con Lewis que iba recortándole tiempo de una forma impresionante. El piloto de McLaren volaba en la pista y el de Ferrari lo tenía claro, o corría, o perdía el podio. Tras unas vueltas de agonía, Fernando aguantó aunque Lewis le respiró en la nuca en su llegada a la meta.

La victoria fue para Sebastian Vettel que ya acaricia su segunda corona consecutiva, y que puede lograr con suerte en Singapur. El podio lo cerraron Jenson Button y Fernando Alonso logrando así el podio número 650 para Ferrari y romper la barrera de los 1.000 puntos siendo el segundo piloto de la historia en lograrlo. El top ten lo cerraron Hamilton, Michael, Massa, Alguersuari, Di Resta, Senna y Buemi.

Ahora bien… la combinación que puede dar la corona a Sebastian Vettel. Teniendo en cuenta los resultados que está teniendo durante esta temporada, lo que está claro es…  Si Vettel gana en Singapur, deberá sacar 125 puntos al segundo clasificado, o lo que es lo mismo: Alonso NO debe estar en el podio y Button y Webber deben hacer 3º o peor. Lewis se encuentra a 126 puntos por lo que casi puede quedar descartado para el mundial.

El mundial casi queda sentenciado y Vettel ha realizado una temporada de record, no le podemos reprochar nada porque el chico tiene un talento que pocos pueden demostrar. Solo queda disfrutar de las carreras y recordar una norma clave que ya sabéis cual es…. ¡Hay que ser mini-buenos!

Anuncios