¡Buenas MiniLectores!

Ni blistering, ni nervios, ni errores. Sebastian Vettel puede con todo esto y se alza como vencedor del GP de Bélgica de una forma magistral donde hemos tenido de todo. ¿Quieres saber qué ocurrió? ¡Pues sigue con nosotros que arrancamos!

La polémica saltaba una hora antes de iniciarse el GP cuando Red Bull y McLaren pidieron a Pirelli un nuevo juego de neumáticos blandos ya que los suyos presentaban blistering (ampollas) y podía ser motivo de pinchazo o de entrada prematura en boxes. Pirelli decidió otorgar esos neumáticos pero con una condición: si querían cambiar, lo harían desde el pitlane, lugar del cual deberían tomar la salida del GP.

La salida fue un poco la tónica de las carreras con un Mark Webber que se quedaba clavado, pero con sorpresa en la cabeza cuando Nico Rosberg adelantaba a Sebastian Vettel, pero los que no estuvieron acostumbrados a las posiciones delanteras eran Bruno y Jaime. El brasileño se colaba en La Source y se llevaba a Jaime que a su vez se tocaba con Fernando al que obligó a ir por fuera, la conclusión fue que Jaime tuvo que abandonar en la primera vuelta y a Bruno le cayó un drive through. Massa se mantenía en la cuarta posición detrás de Hamilton al cual adelantaba poco después. Fernando Alonso que aprovechó el blistering de sus rivales adelantaba volando a Lewis Hamilton que intentó devolverle el ataque sin éxito.

En la tercera vuelta Sebastian Vettel conseguía recuperar su primera posición y los dos pilotos de Ferrari se acercaron al alemán de Mercedes. Al final en la vuelta 5 Massa hace un intento de adelantamiento pero al final no solo es adelantado por su compañero, sino que también por Lewis Hamilton. En esa misma vuelta Sebastian Vettel con problemas de blistering hacia su primer pitstop. Dos vueltas más tarde Fernando Alonso lograba adelantar a Nico Rosberg y se colocaba líder de carrera… un liderato que le duró bien poco.

Tras el primer pitstop del español, Fernando perdió unos 6 segundos con Vettel, y no solo eso… sino que también perdió la posición con Mark Webber que realizó su pitstop antes que el alemán y adelantaba al español en la subida de Eau Rouge, unas vueltas después Webber intenta adelantar a Adrian Sutil pero al final Alonso adelantaba a ambos recuperando algunas posiciones y colocándose de nuevo detrás de Sebastian, pero a una incómoda distancia de 6 segundos. La ventaja del español es que el alemán de Red Bull tenía problemas y empezó a marcar vueltas rápidas recortando tiempo.

Lewis Hamilton por su parte adelantaba con el DRS a Kamui Kobayashi, pero el japonés se mantuvo en paralelo, provocando una colisión entre ambos y consiguiendo el abandono del inglés en un accidente que nos dejó sin aliento. El safety-car hizo su aparición en carrera, momento que aprovechó Vettel para cambiar sus neumáticos y poner el compuesto blando de nuevo y salvar la situación, volvía a pista en tercera posición así que no perdía tanto margen con el asturiano que ahora volvía a estar líder. Al relanzarse la carrera Vettel adelantaba a su compañero de equipo y poco después al asturiano recuperando su ansiada primera posición y empezó a poner pies en polvorosa.

Michael Schumacher que partía en última posición protagonizó la remontada de la carrera colocándose séptimo tras adelantar a Jenson Button en la vuelta 20, pero el inglés no se iba a rendir y le devolvía el adelantamiento en la parada del autobús, y poco después adelantaba a Sutil, Massa y a Rosberg. En solo 6 vueltas Jenson pasó del octavo al cuarto.

Las vueltas fueron pasando y poca cosa se pudo comentar al respecto, Vettel hacia su pitstop y se colocaba detrás de Button al que adelantó volando gracias al DRS y Kamui Kobayashi adealntaba a Felipe Massa pero el brasileño le devolvía la jugada. Comentar de Felipe que tuvo que entrar dos veces en boxes: vuelta 31 y vuelta 33. El motivo fue un pinchazo en el neumático trasero que destrozó la carrera de nuestro sambeiro.

Fernando Alonso colocaba como último stint los neumáticos medios que mataron su carrera. Empezó a perder tiempo con Sebastian Vettel y Mark Webber iba recortándole 2 segundos por vuelta, en la vuelta 37 ya le había adelantado recortándole más de 6 segundos, pero además Jenson Button iba 1 segundo más rápido y le adelanta pocas vueltas después. Detrás de ellos Michael empezaba una batalla con Nico Rosberg la cual pidió el equipo que fuese limpia, cosa que fue así logrando Michael adelantarle y llevándose la mayor remontada del año con 19 posiciones.

La victoria fue finalmente para Sebastian Vettel logrando el primer triunfo de Red Bull (y además con doblete) en Spa, su compañero Mark Webber fue segundo y Jenson Button le acompañó en el podio. Irónico pensar que esos 3 coches sufrían de blistering… El top ten lo cerraron Alonso, Michael celebrando de forma magistral su 20º aniversario en la F1, Rosberg, Sutil, Massa, Petrov que tuvo que dejar el monoplaza nada más cruzar la meta y Maldonado.

El mundial queda casi sentenciado con una ventaja de Sebastian Vettel de 92 puntos con el segundo clasificado. Muy mal se le tiene que dar en las próximas carreras para perder el bicampeonato. Personalmente, doy el mundial visto para sentencia y veremos la emoción por el subcampeonato en el cual entre el 2º y el 5º hay una diferencia de menos de 20 puntos. La próxima cita es en el templo de la velocidad en Monza donde teóricamente Red Bull no irá bien… lo que quiere decir: doblete de ellos.

Nos vemos MiniLectores y recordad… ¡Sed mini-buenos!

Anuncios